Por Hugo Laveen

Las autoridades italianas han iniciado una investigación sobre la causa de la muerte de 26 adolescentes cuyas cadáveres fueron recuperadas en el mar Mediterráneo el domingo.
Se cree que las niñas, de entre 14 y 18 años, fueron migrantes de Níger y Nigeria que se habían embarcado en la traicionera ruta hacia Europa desde Libia durante el fin de semana.
Lorena Ciccotti, la jefa de policía de Salerno, dijo a la prensa local que las autopsias se llevarán a cabo el martes y que los médicos forenses investigarían si las niñas fueron torturadas o abusadas sexualmente.
Sus cuerpos fueron encontrados cerca de un bote de goma endeble que casi se había hundido cuando llegaron los rescatistas, dijo Ciccotti. Los trabajadores de ayuda habían descrito una escena sombría: sobrevivientes colgando de los restos del buque mientras los cuerpos de las chicas flotaban cerca.
Su rescate fue una de las cuatro operaciones de rescate llevadas a cabo en el Mediterráneo durante el fin de semana. En total, 400 personas fueron llevadas a bordo del buque español Cantabria antes de desembarcar en la ciudad portuaria italiana de Salerno.
Entre ellos había 90 mujeres y 52 menores, incluido un bebé de una semana, dijeron las autoridades.
Libia es un punto de partida bien conocido para los migrantes que buscan refugio en las costas europeas. Muchos del África subsahariana huyen de la guerra y la persecución; otros de naciones empobrecidas de África, Medio Oriente y el sur de Asia han realizado un viaje traicionero en busca de mejores oportunidades económicas.
El país norteafricano es un hervidero de traficantes de personas, cuya red de operaciones de contrabando ha sido ampliamente desmantelada debido a la falta de una gobernanza central efectiva de Libia.
El lunes, la policía italiana arrestó a dos hombres, un egipcio y un libio acusados de contrabando de personas. No se cree que los hombres estén conectados al bote que transportaba a las adolescentes.
Desde el comienzo de este año, 2.839 migrantes han muerto en la ruta central del Mediterráneo, según la Organización Internacional para las Migraciones. 150.982 migrantes han llegado a las costas europeas, de los cuales alrededor del 74% llegan a las costas italianas.
En agosto, Italia desplegó dos barcos militares en Libia, ofreciendo entrenamiento a la Guardia Costera libia de Trípoli tras un acuerdo firmado entre el ministro del Interior italiano, el gobierno de Trípoli y varios alcaldes de pueblos libios para luchar contra el tráfico humano.