Descubren pasadizo subterráneo con cinco tomas clandestinas de gasolina en predio de la Ciudad de México

Internacional

MÉXICO – En plena lucha contra el robo de combustible, estrategia lanzada a finales de diciembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador, las autoridades federales y del Gobierno de la Ciudad detectaron y aseguraron tomas clandestinas en la localidad de San Martín Xochinahuac, en la alcaldía de Azcapotzalco, al noreste de la capital del país.
Fue gracias a una denuncia ciudadana, que alertó a las autoridades de la bodega donde se desprendía un fuerte olor a gasolina.
Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno señaló que por la mañana personal de Protección Civil y el Alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas, acudieron al terreno, y se encontraban a la espera de que la Fiscalía General de la República asegurara el lugar.
“Los dueños nos dicen que rentaban este predio, nos permitieron entrar al predio y encontramos un túnel donde tienen conectadas varias mangueras a varios ductos que pasan por esta zona de Azcapotzalco”, dijo Sheinbaum.
“Por el momento lo que nos dice Protección Civil y la gente de Pemex es que no hay riesgo, pero tienen que esperar a que venga la Fiscalía General y proceder a la clausura de estas tomas”.
Al lugar también acudió el director de Pemex, Octavio Romero, quien señaló que se trata de cinco tomas clandestinas de los ductos de Tuxpan y Tula.
Autoridades de la Ciudad de México también revisan predios aledaños en la búsqueda de más tomas clandestinas.
No hubo ningún detenido durante el aseguramiento del inmueble. De acuerdo a medios locales, era mucho el movimiento de que se registraba con pipas.
Este es el primer gran golpe contra el huachicoleo, como se le llama al robo de combustible, en la Ciudad de México.