Nacional
San Luis Río Colorado, Hijo. El inmigrante de Honduras, Arnoldo Nuño, manifestó que compañeros cruzan a Estados Unidos por el desierto para entregarse a la Patrulla Fronteriza, porque se desesperan por la tardanza en la solicitud de asilo.
Entrevistado en el Centro Histórico de esta frontera de Sonora, comenté que “es que estamos desesperados y hablamos de muchos más, vamos a quedarnos afuera de la aduana, y otros dicen que se van a cruzar por el desierto”.
Comentó que algunas personas han esperado durante semanas y es difícil vivir en la calle, aunque tienen tiendas que están junto al muro de acero que divide la frontera méxico-estadunidense.
Durante las últimas semanas, en las redes sociales, la Patrulla Fronteriza en Arizona se ha informado de grupos de 100 ó 200 centroamericanos que se refieren al muro de acero por el desierto y al otro lado.
Excepto que todos ellos son llevados al Centro de Detención y Procesamiento en la vecina ciudad de Yuma, Arizona, en donde permanecen en tanto se decide su situación migratoria.
Arnoldo manifestó que no desea regresar a su país porque hay mucha pobreza, no encuentra empleo, y también porque la situación de inseguridad pública es muy difícil.
Asumió que si llega al estado de California, en la Unión Americana, tratará de encontrar un buen trabajo, para empezar a ganar dinero y poder ayudar a su familia que ha dejado en su país de origen.
Comentó que la mayoría de ellos son personas de trabajo y agradecen a la gente y las autoridades mexicanas el apoyo y las facilidades que se han otorgado durante su estancia.