Nacional
New York. Todo lo que Coca-Cola tenía que hacer para rejuvenecer Diet Coke era agregar Feisty Cherry, Twisted Mango, Ginger Lime y Zesty Blood Orange, en latas delgadas.
Diet Coke registró un crecimiento en el volumen de ventas en Norteamérica durante el primer trimestre, gracias en gran parte a esos cuatro nuevos sabores. Coca-Cola dijo que era la primera vez que el volumen de Diet Coke había subido en Estados Unidos y Canadá desde finales de 2010.
Los nuevos sabores de Diet Coke, presentados en enero, fueron “lo suficientemente audaces e interesantes” para atraer a más personas de la generación del milenio y personas que prefieren el agua con gas a la gaseosa, dijo el CEO James Quincey.
La larga caída en las ventas de Diet Coke se debe en parte a la popularidad de LaCroix, una marca de agua con gas propiedad de National Beverage. Coca-Cola busca ganar terreno en ese mercado: compró los derechos para vender el agua mineral mexicana Topo Chico en los Estados Unidos en octubre pasado.
Pero los consumidores, especialmente los Millennials, también han rechazado las gaseosas dietéticas en favor de opciones más saludables.
Quincey, quien asumió el cargo de CEO de Coke en mayo pasado del veterano jefe Muhtar Kent, dijo en febrero que Coke necesita agitar las cosas si quiere atraer clientes más jóvenes. Los nuevos sabores Diet Coke son un ejemplo de eso.
“Tenemos que experimentar, lo que significa aprender de la industria tecnológica, la 1.0, la 2.0, la 3.0. No la haga perfecta, obtenga algo, aprenda y mejore”, dijo Quincey.
Coke ha estado ocupado con otros productos nuevos. Cambió el nombre de Coke Zero como Coke Zero Sugar, y ese sutil cambio también parece estar funcionando. Las ventas aumentaron a un ritmo de dos dígitos en el trimestre. Las ventas de té y café también subieron un 5%.
Sin embargo, Wall Street no estaba impresionado con los resultados de Coke. A pesar de que las ventas y las ganancias generales superaron las previsiones, las acciones cayeron casi un 2% el martes. Las acciones han bajado un 6% este año.
Pablo Zuanic, un analista de Susquehanna Financial Group, señaló que los precios más bajos en América del Norte pueden haber ayudado a impulsar las ventas. Y Wall Street puede no estar satisfecho con eso. Dijo que esperaba que la población “pisara agua” como resultado.
Durante los últimos cinco años, las acciones de Coke han quedado atrás de su rival Pepsi, que también posee un próspero negocio de snacks, y Dr Pepper Snapple, que recientemente acordó venderse al gigante del café Keurig Green Mountain.
Pepsi informará sus últimas ganancias el jueves.