Por Hugo Laveen
Phoenix, AZ.- La familia de un hombre que casi fue golpeado por una conductora equivocada en la carretera interestatal 17 dijo que si hubiera estado viajando solo unos pocos pies a la izquierda, lo habrían matado.
Sin tiempo para reaccionar y sin ninguna advertencia, el prometido de Guadalupe Guzmán casi se convirtió en la última víctima de una conductora equivocada en Phoenix.
“Algo le puede pasar a cualquiera, ya sea que vayan a trabajar, o a la tienda … cualquier cosa puede pasar en cualquier parte”, dijo.
El prometido de Guzmán, que tenía una grabación en el dashcam, estaba camino al trabajo a las 3 de la mañana cuando un camión en sentido equivocado lo rebasaba a solo unos pies. Ese camión iba a más de 70 mph.
Guzmán cree que si hubiera estado a pocos pies a la izquierda, su hija habría crecido sin un padre.
“Ella lo ama como loca. Nunca quiero que ella lo experimente a una edad tan temprana”, le dijo Guzmán.
La policía identificó a la conductora como Diane Begay, de 59 años.
Al igual que muchos otros incidentes, la policía dijo que el caso fue el resultado de conducir ebrio.
“No es su vida lo que ponen en riesgo. Son todos los que los rodean”, dijo Guzmán.
La policía agregó que un sistema de advertencia sobre conducción en sentido equivocado los ayudó a detener a Begay antes de que alguien resultara herido.