El novio es el principal sospechoso del asesinato, se encuentra prófugo

Internacional

MÉXICO – Ingrid Alison salió de su casa, en la Colonia Santa María La Ribera, la noche del lunes y horas después fue encontrada muerta en la Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco Primera Sección, pero su madre dijo que el feminicidio estaría relacionado con dealers.

La adolescente, de 14 años, fue asesinada de un tiro en el rostro y después la abandonaron dentro de una maleta en un parque, ubicado entre los edificios Francisco Primo Verdad e Ignacio López Rayón.

El Procurador de Justicia, Edmundo Garrido, aseguró que la víctima se dirigió a una papelería cercana a su casa.

Mientras que familiares de la menor precisaron que después se reunió con dos amigos, quienes viven en un departamento del Edificio Ignacio Allende, también en Tlatelolco.

La mamá dijo que Diego y Melisa se dedicaban a la venta de droga y fueron amenazados de muerte con anterioridad, por lo que ellos podrían estar relacionados con el asesinato.

“Ellos viven aquí en el departamento 1106 de Allende. Sabemos que ellos vendían drogas y que ya los estaban buscando para matarlos. Algo tuvieron que ver porque no aparecen”, señaló la mujer.

En la entrada del Edificio Ignacio Allende, ubicado a 300 metros del hallazgo, policías auxiliares localizaron un par de bolsas de basura de las que escurría sangre, donde encontraron un par de sábanas y una cobija más con rastros hemáticos.

Al respecto, vecinos del lugar aseguraron que durante la madrugada escucharon gritos de personas que discutían y se sorprendieron al enterarse del crimen.

El Procurador capitalino informó que el inmueble se encuentra bajo resguardo y será cateado para recabar más evidencias.

Los familiares notaron la ausencia de Ingrid alrededor de las 21:00 horas del lunes y comenzaron a buscarla, luego acudieron a realizar una denuncia a la Fiscalía de Personas Desaparecidas.

El hallazgo ocurrió hacia las 9:00 horas de ayer, cuando vecinos observaron la maleta en la jardinera.

Pese a que en un perímetro de 200 metros a la redonda, hay cuatro cámaras del C5, un módulo de la Policía Auxiliar y una caseta de vigilancia, el cuerpo fue abandonado sin problema.

“Ellos viven aquí en el departamento 1106 de Allende. Sabemos que ellos vendían drogas y que ya los estaban buscando para matarlos. Algo tuvieron que ver porque no aparecen”.
Mamá de Ingrid Alison