Por Leonardo Reichel

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador hizo públicos este jueves los datos que el gobierno mexicano ha recabado en relación a la violencia e incidencia delictiva en la nación y desmintió la información alarmista, inexacta y mal intencionada publicada ayer, por el diario Reforma; donde sostienen que en la nueva administración, con AMLO, ha habido un incremento del 65 por ciento, comparativamente a la registrada durante el último mes de gobierno de Peña Nieto.
El mandatario mexicano hizo hincapié en que en los pocos días de su gobierno, ha sido construido y perfeccionado un sistema de información para medir y evaluar la incidencia delictiva en el país, el cual no existía en la administración anterior; y dijo que periódicamente, cada mes, se darán a conocer las cifras para que la ciudadanía de seguimiento al proceso que se sigue, buscando garantizar la paz y la seguridad.
En su conferencia matutina de prensa, AMLO estuvo acompañado del secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, quien presentó la metodología y fuentes de información en las que se basan los datos del Gabinete de Seguridad.
Allí se explicó que esos datos se actualizan diariamente con base en los registros de fiscalías y procuradurías estatales; las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y de Seguridad Pública; de la Procuraduría General de la República, Pemex, así como los centros Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, y el Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
De esta manera, el presidente mexicano respondió a la mal intencionada manipulación de la información, presentando de manera transparente la realidad que se vive en materia de seguridad y ejerciendo así su derecho de réplica.
El ministro Alfonso Durazo criticó las imprecisiones y falsedades de las estadísticas publicadas por Reforma, a las cuales llamó “ejecutómetro” ya que no se sustentan en un concepto delictivo definido, no especificar sus fuentes y no ser exhaustivas.
Los números revelados por Durazo son aún más altos que los manejados por Reforma, lo que deja de manifiesto la intención de sinceridad y transparencia que la actual administración; sin embargo, los números muestran una tendencia a la baja, que Reforma malintencionadamente pretendió ignorar.
“ A partir del 8 de diciembre ha habido en el país 1,804 homicidios dolosos, una cifra muy superior a los 887 contabilizados por Reforma”, enfatizó Durazo, concluyendo que “El gobierno federal no va a ocultar nada”.