Por Hugo Laveen
Las autoridades dicen que el sospechoso de un tiroteo en una escuela secundaria suburbana de Indianápolis es un estudiante varón y las víctimas son un maestro y otro estudiante.
El jefe de la policía de Noblesville, Kevin Jowitt, dice que el estudiante sospechoso de haber disparado el viernes por la mañana en la escuela secundaria Noblesville West está bajo custodia y se cree que actuó solo.
Las víctimas en el ataque en la Escuela Intermedia Noblesville West fueron llevadas a hospitales en Indianápolis y sus familiares fueron notificados, dijo en un comunicado de prensa Bryant Orem, vocero de la Oficina del Sheriff del condado de Hamilton.
La vocera de Indiana University Health, Danielle Sirilla, dijo que una víctima adulta fue llevada al IU Health Methodist Hospital y el niño fue llevado al Hospital Riley para Niños. No tenía información sobre la edad de las víctimas o la gravedad de sus heridas.
Las imágenes de helicópteros mostraban docenas de oficiales de policía dando vueltas por la escuela. Después del ataque, los estudiantes fueron trasladados en autobús al gimnasio Noblesville High School, donde sus familias podrían recuperarlos.
Entre los padres preocupados que corrieron a buscar a sus hijos estaba Erica Higgins, quien le dijo a WTHR-TV que se enteró de los disparos de un pariente que la llamó a su casa. “Solo quiero abrazar a mi chico”, dijo.
Higgins dijo que su hijo estaba conmocionado, pero sabía muy poco de lo que sucedió. “Recibí un mensaje de texto de ‘Mamá, tengo miedo’ y, aparte de eso, fue ‘ven a buscarme a la escuela secundaria'”, dijo Higgins.
El gobernador Eric Holcomb, que regresaba de un viaje a Europa el viernes, emitió un comunicado diciendo que él y otros líderes estatales estaban recibiendo actualizaciones sobre la situación y que 100 agentes de la policía estatal habían sido puestos a disposición para trabajar con la policía local.
“Nuestros pensamientos están con todos los afectados por esta horrible situación”, dijo Holcomb.
Noblesville, que está a unas 20 millas al noreste de Indianápolis, es hogar de unas 50,000 personas. La escuela secundaria tiene aproximadamente 1,300 estudiantes de los grados 6-8.
El ataque ocurre una semana después de un ataque en una escuela secundaria en Santa Fe, Texas, que mató a ocho estudiantes y dos profesores.