La policía dice que ella admite estar ilegalmente en los Estados Unidos.

Por Hugo Laveen

Phoenix, AZ.- Una mujer de Phoenix cuyo trabajo era cuidar niños se enfrenta a cargos de abuso infantil después de que los padres de dos niños se pusieran en contacto con la policía.
Según documentos de la corte, Jaquelin Cantor, de 35 años, corrió una guardería fuera de su casa y admitió a la policía, dos veces, que ella está “en los Estados Unidos ilegalmente”.
Los cargos provienen de dos incidentes separados, uno en noviembre de 2017 que involucró a una niña de 1 año y otra en febrero de 2018 a un niño de 2 años.
En el primer incidente, la madre de la niña de 1 año “observó rasguños lineales en ambos ojos de su hija” cuando la recogió de la casa de Cantor el 4 de noviembre.
La policía dijo que Cantor le dijo a la madre que la niña “se estaba frotando los ojos y se rascó accidentalmente a sí misma porque sus uñas eran largas”. Más tarde esa noche, la madre notó un hematoma en el área pélvica de su hija.
“Durante una entrevista con la policía, el acusado mantuvo a la víctima rascándose mientras” luchaba contra su sueño “, según la declaración de la causa probable. “Ella negó saber sobre el moretón”.
El segundo incidente fue informado en febrero por la madre de un niño de 2 años que había estado bajo el cuidado de Cantor durante aproximadamente 10 horas al día durante un mes.
Según la policía, la madre vio un moretón en los genitales de su hijo después de recogerlo en la casa de Cantor.
Cantor negó haber lastimado al niño y accedió a tomar un polígrafo. Eso no sucedió hasta el 20 de abril.
Según los documentos judiciales, “ella confesó haber apretado el pene de las víctimas (sic) porque estaba frustrada porque él se tocó el pene y orinó en el piso de su baño”.
La policía dijo que reiteró esa confesión cuando los detectives la interrogaron nuevamente.
Cuando los investigadores interrogaron a Cantor en ambos incidentes, ella “admitió estar en los Estados Unidos ilegalmente”. No está claro cuánto tiempo ha estado Cantor en Phoenix.
La policía no ha dicho si esperan que se presenten más víctimas.