A las grandes empresas de transporte en EEUU les está costando encontrar empleados

Negocios

Monte Wiederhold tiene 62 años y hace 40 que trabaja como camionero.

Maneja todos los días, aunque cada uno es diferente, dice, y pasa en promedio de tres a cuatro noches a la semana fuera de la casa.

“Ser camionero es un trabajo duro, sacrificado. Hay que lidiar con el tráfico, con las entregas y estar lejos de la familia”, cuenta Wiederhold, quien hace 35 años está casado y tiene dos hijas.

“Yo era camionero antes de que nos casáramos, así que ella sabía más o menos en lo que se estaba metiendo. Algunas veces se puso difícil. No es un trabajo normal de 9 a 5″, le explica a BBC Mundo en una conversación telefónica desde Cincinnati, Ohio (EE.UU.).

“Como un prisionero”: los conductores que transportan productos de IKEA y que tienen que vivir en sus propios camiones
Wiederhold afirma que el salario promedio al año de un camionero con experiencia en Estados Unidos es de entre US$70,000 y US$75,000.

Se trata de una cifra bastante más alta que el sueldo promedio para un trabajador estadounidense, que se sitúa en unos US$44.000 al año.

Monte Wiederhold dice que no hay un día igual siendo camionero y a veces puede ser un trabajo difícil.

Pero pese a que la remuneración de un camionero parece ser tentadora, existe una escasez de 51,000 trabajadores en el sector, según cálculos de 2017 de las Asociaciones de Camiones Estadounidenses (ATA, por sus siglas en inglés).

Fuentes de la industria consultadas señalan que uno de los problemas es la constante rotación de camioneros en las grandes empresas, que hace que siempre haya vacantes por llenar.

Existe una combinación de factores que influyen en que haya una gran demanda de trabajadores en este sector.

“Como a la economía le está yendo bien, hay muchas cosas que se están enviando. Pero también hay un problema demográfico. Mucha gente se está jubilando y no hay suficientes jóvenes entrando a la profesión“, señala Chris Thropp, jefe de operaciones de las escuelas de manejo para camioneros Sages Schools.

Para convertirse en camionero no se necesita de ningún estudio específico. Pero para trabajar se requiere de una licencia de comercial de conducción y si se quieren hacer viajes interestatales no se puede obtener el permiso hasta cumplirlos 21 años.

“Lo que sucede es que los estudiantes cuando terminan la secundaria con 18 o 19 años buscan otras profesiones antes de considerar ser camionero porque no pueden ingresar por la edad. Entonces la industria pierde mucha gente que ni siquiera lo considera como una posibilidad. Aunque es un muy buen trabajo y puede ser muy bien remunerado”, explica Thropp.

Mientras las grandes compañías dicen que hay escasez de camioneros, las pequeñas dicen que solo se trata de un recambio de personal.
Según las fuentes consultadas por BBC Mundo, el salario inicial de un camionero puede ser en torno a los US$45.000 al año y puede subir fácilmente a los US$70.000 cuando se cumplen unos años en la profesión.

“Puede llegar a ser una muy buena carrera”, dice Thropp, cuya compañía cuenta con 25 escuelas de manejo en todo Estados Unidos.

Asegura que en tiempos recientes ha habido un incremento en las matrículas ante el creciente interés en ingresar a la profesión.

“Las compañías están pagando más dinero y están ofreciendo bonos y paquetes de beneficios”, dice, aunque advierte que “es difícil encontrar gente cualificada”.

“Es tan malo como siempre” encontrar conductores, le dijo hace unos meses Bob Costello, economista de la ATA, al diario The Washington Post.

“Las empresas están haciendo todo lo posible para atraerlos: aumentan los salarios y les dan descanso más frecuentemente, pero eso significa que no están manejando tantos kilómetros”.

A veces las condiciones del empleo pueden ser muy desalentadoras para incentivar a que nuevos trabajadores ingresen al sector.

La ATA confirmó que a fines del año pasado Estados Unidos tenía una escasez de 51.000 camioneros frente a 36.000 de 2016. Y para este año se espera que el número aumente.