La comunidad latina no está concurriendo a los mercados por temor a ser deportados, la economía del país sufr4e un grave daño.

Por Hugo Laveen

Hay algo que está hacienda falta en las tiendas de Target Corp. de todo el país: compradores hispanos. Y eso podría ser un gran problema para el minorista, que depende cada vez más de los consumidores hispanos para el crecimiento.

Lo anterior fue declarado por el CEO de la corporación Target, Brian Cornell al periódico Wall Street Journal, donde habló sobre la tendencia en una conferencia de tecnología en Aspen, Colorado.

“Están en casa”, dijo Cornell. “Están saliendo con menos frecuencia, especialmente en los pueblos fronterizos de los Estados Unidos, usted está viendo un cambio en el comportamiento.

La firma de investigación minorista NPD Group informó de un descenso del 8 por ciento en las compras de hispanos se está advirtiendo en las tiendas de muchas compañías, y un analista dijo a Bloomberg que la caída comenzó bajo la administración de Trump . “Hay preocupación por salir en un ambiente donde se podría ser deportado”, dijo.

Nadie lo menciona, pero tal escenario podría ser una buena noticia para los minoristas en línea como Amazon.com Inc. – estos compradores todavía necesitan comprar cosas, y si no están saliendo por ellas, recurren más al método de entrega.

Bajo la dirección de Cornell, Target impulsó sus esfuerzos para atraer a los compradores hispanos, que se han convertido en un potente segmento económico que representa el 10 por ciento del total del poder adquisitivo estadounidense.

El minorista ha agregado nueva mercancía y gastó más en publicidad en español, sin embargo, las políticas federales y la publicidad anti inmigrante están funcionando en contrapeso, afectando la economía de los mercados.