Por Hugo Laveen
Mientras el presidente electo Donald Trump anuncia a los cuatro vientos su plan para incrementar los trabajos bien remunerados para hacer de los Estados Unidos, lo que fue unos años atrás, cientos de obreros que trabajan para General Motors comenzarán el 2017 tratando de encontrar un nuevo trabajo.
El fabricante de automóviles dijo que estará despidiendo a casi 1.300 trabajadores en una planta de ensamblaje en Detroit a partir de marzo.
General Motors también dijo que dejará de producir en otras cinco fábricas el próximo mes, principalmente para reducir los inventarios de sedanes que ya no son populares entre los consumidores estadounidenses.

Dejar una respuesta