Ángel y Jaqueline García han sido invitados a Washington D.C. por los representantes demócratas de Arizona para asistir al Estado de la Unión.
Por Hugo Laveen
Ángel y Jaqueline, los hijos de Guadalupe García de Rayos, la mexicana que fue deportada desde Phoenix hace unas semanas, por la actual administración, asistirán a la sesión conjunta del congreso en la que el jefe del ejecutivo pronunciará su discurso.
Los adolescentes de 16 y 14 años respectivamente, estadounidenses por nacimiento, visitarán el Congreso federal a invitación de los representantes demócratas de Arizona, Rubén Gallego y Raúl Grijalva. La sesión del Estado de la Unión tendrá lugar el próximo martes en Washington DC, y el presidente darea lectura a su primer informe.
“Me siento honrado de anunciar que estaré acompañado por Ángel García de Rayos, el hijo adolescente de Guadalupe García de Rayos, durante el discurso de la próxima semana sobre el Estado de la Unión. El congresista Grijalva y yo invitamos a Angel y a su hermana Jaqueline a la dirección porque creemos que es importante que Donald Trump se enfrente a las personas que han sido víctimas de sus políticas desastrosas”, expresó Ruben Gallego, representante demócrata por Arizona.
Gallego amplió a través de un comunicado que “Hemos visto una ola de incursiones y arrestos que han desgarrado muchas familias de inmigrantes”.
El arresto de Guadalupe García de Rayos tuvo lugar el pasado 8 de febrero y solo un día meas tarde ya había sido deportada a México por Nogales, Arizona. Su arresto se produjo cuando ella acudió voluntariamente a una cita en las Oficinas de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix, para renovar su permiso de estancia en el país.