Jóvenes universitarios figuran entre los fallecidos

Policiaca

Una estudiante de primer año en la Universidad Pepperdine y un estudiante de la Universidad Cal Lutheran son dos de las víctimas mortales de la masacre ocurrida en Thousand Oaks.

“Solo yo y mi café helado en este mundo duro”, es el último mensaje que escribió Alaina Housley el miércoles.

Por la noche, la estudiante de 18 años de la Universidad Pepperdine se fue al club nocturno Borderline Bar & Grill de Thousand Oaks, donde pereció. En el lugar se encontraban alrededor de 20 estudiantes de esa escuela.

La joven era sobrina de la actriz Tamera Mowry-Housley, quien junto a su esposo, Adam Housley, había estado usando las redes sociales abogando por información sobre la joven.

“Nuestros corazones están rotos. Acabamos de darnos cuenta que nuestra sobrina Alaina fue una de las víctimas del tiroteo de anoche en Boderline bar en Thousand Oaks”, escribió la pareja en un comunidado publicado por la revista People. “Alaina era una joven mujer increíble con tanta vida por delante y estamos devastados que su vida fue cortada de esta manera”.

Justin Meeks, fue otro de los fallecidos en la massacre.
Otro de los fallecidos en el tiroteo es Justin Meek, de 23 años, un recién graduado de la Universidad Cal Lutheran.
“Cal Lutheran extiende sus brazos a la familia Meek y otras familias, y a todos los miembros de esta comunidad”, indicó el presidente de la escuela, Chris Kimball, en un comunicado.
Meek se graduó de la secundaria Newbury Park y jugó beisbol ahí en 2007.
El hombre trabajaba ayudando a veteranos en el Channel Island Social Services.