Por Hugo laveen

Mesa, AZ.— El sospechoso en un tiroteo mortal ocurrido el jueves en Mesa, Arizona, fue identificado como Teddy Vanders de 52 años de edad. El tiroteo ocurrió en la madrugada del 13 de julio en una casa cercana a los caminos Sossaman y Guadalupe.

Según documentos de la corte, Vanders llamó al 911 poco antes de las 4 de la madrugada para informar que había disparado y matado a su novia.

Los documentos también asientan que durante la llamada al 911, Vanders “rió” cuando se le preguntó si la víctima todavía respiraba.

“Cuando se le preguntó si la víctima está respirando por el tomador de la llamada, parece que se ríe y declaró que se ha ido”, dicen los documentos de la corte.

Cuando los agentes llegaron a la escena, localizaron a Vanders y él hizo declaraciones espontáneas a la policía que había entrado en una discusión con su novia con quien había vivido por los últimos 10 años.

La policía dijo que había indicios de que tanto la víctima como el sospechoso habían estado bebiendo. La policía también encontró una pistola cargada dentro de la residencia.

La policía dijo que mientras Vanders estaba siendo transportado a la comisaría para entrevistarse, voluntariamente le dijo a los oficiales que la víctima era abusiva con él y que “la cárcel valdría la pena” porque la víctima no lo abusaría más.

Cuando los agentes localizaron a la víctima, ella había muerto en la escena. Aún no ha sido identificada.