La oficina federal está tratando de identificar pólizas fraudulentas de seguros de compensaciones a trabajadores, seguros de salud y planes de pensiones.
Por Leonardo Reichel
El FBI está buscando identificar a las empresas que puedan ser víctimas de un supuesto seguro de compensación a los trabajadores a nivel nacional, seguro de salud y un plan de pensiones, fraudulentos.
Las empresas que compraron pólizas de American Labor Alliance (ALA) o una de sus muchas subsidiarias en todo el país, deben comunicarse con el regulador estatal de seguros para garantizar la validez de sus pólizas. Si cree que usted o su empresa pueden haber sido víctimas de este presunto fraude, llame al 1-800-CALL-FBI o envíe un correo electrónico a WCVictims@fbi.gov.
Según dio a conocer el FBI, el pasado 10 de enero de 2019, ALA y dos de sus ejecutivos fueron acusados de fraude postal, conspiración para cometer fraude postal y lavado de dinero ante el gran jurado federal. Los documentos judiciales alegan que ALA y sus subsidiarias vendieron lo que se pretendía que fuera una cobertura de compensación para trabajadores que, en realidad, puede no ofrecer cobertura.
Desde al menos 2011 en adelante, ALA ofreció a sus clientes lo que pretendía ser un plan de pensión de jubilación, conocido por una variedad de nombres que incluyen “Fideicomiso de ALA”, el “Fideicomiso del Plan de Jubilación de ALA”, o el “Fideicomiso y Plan de Retiro de ALA” “Eso también puede ser inválido. Además, según los documentos judiciales, ALA y sus afiliadas supuestamente pretendían ofrecer una amplia gama de servicios financieros a clientes potenciales, incluida la preparación de impuestos y la redacción de constituciones y otros documentos.
Se comercializó de manera fraudulenta como un tipo especial de organización laboral según la ley federal y anunció que sus clientes podrían unirse a ALA y recibir servicios financieros. Los cargos son solo alegatos; los acusados se consideran inocentes hasta que se demuestre su culpabilidad más allá de toda duda razonable.
Este caso es producto de una investigación realizada por el FBI, el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, la Administración de Seguridad de Beneficios para los Empleados, la Oficina Regional de San Francisco y el Departamento de Seguros de California. El asistente del abogado de los Estados Unidos, Michael Tierney, está procesando el caso.