Hay quienes creen que la monarca quiere lavar en ella todo el triste pasado que protagonizó con la princesa Diana

Entretenimiento

Es su preferida. Las acciones de la abuelita del príncipe Harry parecen demostrar que Meghan Markle goza de mayor afecto de su parte, en comparación a lo que podría sentir por Kate Middleton, la duquesa de Cambridge.

La reina Isabell II incluso parece disfrutar más de la compañía de la duquesa de Sussex. Sonríe, conversa y tiene más concesiones hacía ella y su familia, que hacía el resto de los integrantes de la familia real británica. Algunos creen que su preferencia por encima de Kate se deba a que la esposa del príncipe William entiende más los procesos de la monarquía, y está acostumbrada a lidiar con la prensa y las reglas del palacio.

Pero también es cierto que desde que Meghan llegó Inglaterra, la monarca parece haber adquirido una sonrisa más abierta, al menos en su compañía. E incluso se ve como sí aquellas fallas protocolarias de la joven ex actriz de Hollywood han enternecido a Isabel II.

Meghan Markle en compañía de la Reina Isabel II.
Algunos rumorean con la posibilidad de que la abuelita del príncipe Harry, quiere borrar, en alguna medida, los errores que pudo haber cometido con la princesa del pueblo, Lady Di, quien nunca tuvo en la monarca una aliada. Se sabe que la relación entre la princesa de Gales y la reina no fue del todo sana o estable.

De ahí entonces que con Meghan sonría y se muestre más abierta y receptiva a lo que le pueda pasar. Son muchos los errores que la duquesa de Sussex ha cometido en público: sonríe cuando no es debido, sujeta la mano del príncipe aún cuando el protocolo indica el mínimo contacto, no utiliza ropa interior en eventos de gala, e incluso deja que cuando sí la porta, ésta se transparente en apariciones públicas de gran envergadura. Pero ante todo esto, Isabel II sonríe y la acoge en su regazo.

Muchos se sorprenden al ver cómo la reina quiere tenerla a su lado y de cómo la busca con la mirada y le sonríe cómplice. La reina ha llegado quebrantar el protocolo por conversar con ella, y ha llegado incluso a buscar su oído para secretear en público.

Tal parece que la monarca entiende lo sola que puede estar la futura mamá, estando lejos, no solo de sus amistades y de su país natal, sino también de su madre. A quien por esta misma razón, al parecer, le ha permitido acompañarlos en las ahora próximas navidades. Doria Ragland estará con toda la familia en Sandringham House en el próximo mes de diciembre, según confirmó el portal de la revista Quién.