La relación de EEUU con sus aliados se complica

Internacional

Líderes europeos utilizan la red favorita del presidente Donald Trump para criticarlo por sus insultos al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y por defender el regreso de Rusia al G7.
El fin de semana, el mandatario estadounidense acudió al encuentro en Quebec, donde pidió que se reintegrara la nación gobernada por Vladimir Putin, al considerar que había tenido un trato injusto; aunado a ello, calificó a Trudeau de “deshonesto y débil”, luego de que el canadiense diera una conferencia de prensa donde aseguró que su administración respondería con aranceles, tras la decisión de Estados Unidos de imponer mayores tarifas aduanales al acero y aluminio.
Para sumar a la polémica, Peter Navarro, director del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, dijo que hay un “lugar especial en el infierno” para cualquier líder mundial que traicione al presidente Trump, refiriéndose al Primer Ministro canadiense.
“Hay un lugar especial en el Cielo para @JustinTrudeau. Canada, ¡gracias por la perfecta organización del G7!”, publicó Donald Tusk, líder del Consejo Europeo, en clara referencia al comentario de Navarro.
Cabe destacar que en febrero de 2017, Tusk envió una carta a los representantes de los 27 miembros donde enlista una serie de amenazas para sus naciones, considerando al presidente Trump como una de las principales y señaló: “Los desafíos que enfrenta actualmente la Unión Europea son más peligrosos que nunca”, porque el mundo tiene una postura “multipolar” y hay posiciones que son “antieuropeos o antiescépticos”, y aunque mencionó a China y a Rusia, destacó el papel e influencia de la política de Estados Unidos, liderada por Trump. “En particular, el cambio en Washington pone a la Unión Europea en una situación difícil; porque la nueva administración parece poner en duda los últimos 70 años de la política exterior estadounidense”, expuso.
La otra crítica hacia la administración del presidente Trump surgió de Guy Verhofstadt, presidente de ALDE, un grupo Pro-Europa, además de ser el coordinador del Brexit en el Parlamento Europeo.
“Sólo dinos qué tiene Vladimir sobre ti. Quizá podemos ayudar“, escribió Verhofstadt, en clara referencia al presidente Trump, sobre quien existe un supuesto reporte -desconocido por el FBI- sobre el mandatario republicano en Rusia. El comentario fue acompañado con una imagen que se volvió viral el fin de semana, donde la canciller alemana, Angela Merkel, parece presionar al estadounidense.
Las relaciones entre el gobierno del presidente Trump y la mayoría de los miembros del G7 se ha complicado, luego de los aranceles impuestos por el republicano, lo que está por desatar -según expertos internacionales- una guerra comercial.
La reunión del G7 en Quebec ha sido una de las más ríspidas en los últimos años, debido a la postura estadounidense por lo que llama un “trato más justo” de las naciones en materia comercial.
Sobre el retorno de Rusia al grupo, el presidente Putin dijo “estar listo”.