Por Leonardo Reichel

México, DF.- Una iniciativa destinada a cancelar la mal llamada ‘Reforma Educativa’, y asimismo modificar al Artículo 3ero Constitucional, firmó el miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; con lo que busca el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad, para todos los mexicanos, en todos los niveles.
La iniciativa deberá seguir los causes legislativos para ser aprobada, pero tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, desde ahora ya cuenta con un amplio respaldo que allana un paso sin tropiezos a su promulgación.
Esta medida tomada en su segunda semana de gobierno, es en cumplimiento de la promesa hecha al magisterio mexicano, el cual denunció y luchó contra la llamada reforma educativa, desde que fuera propuesta por el anterior gobierno; lo que desencadenó una guerra de calumnias y amenazas contra los mentores no alineados.
En su conferencia de prensa matutina, López Obrador se comprometió a no permitir la continuidad de las calumnias y ataques irrespetuosos al magisterio, “a nuestras maestras y maestros como sucedió recientemente que se dedicaron a ofender a los maestros, eso se termina”, dijo tajante el Jefe del Ejecutivo.
Durante su mensaje estableció que hay muy buenas relaciones con el magisterio y sus organizaciones sindicales.
Respecto a la “mal llamada Reforma Educativa”, dijo que la nueva iniciativa va encaminada a cancelarla, abrogarla y sustituir el marco jurídico por uno donde se establece que el derecho a la educación ya no será un privilegio.
Dijo que el nuevo Plan General de Educación incluye la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares. “es un plan con un proceso de aplicación a partir de destinar cada vez más recursos y que no haya rechazados, y que todos los jóvenes que quieran ingresar en el nivel medio superior y superior tengan oportunidad de estudiar”.
También adelantó que se planea construir 100 nuevas universidades públicas y otorgar 300 mil becas a estudiantes de nivel medio superior; con lo que se espera paliar el gran rezago en la infraestructura educativa de las administraciones que anteceden.