El vicepresidente de EE.UU. lidera reunión de Grupo de Lima, donde no acudió representante de México
Internacional
El vicepresidente Mike Pence exigió hoy al gobierno de México, liderado por Andrés Manuel López Obrador, reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, pero el mandatario mexicano insistió en defender la autodeterminación de los pueblos y buscar una solución pacífica.
Los pines se han convertido en el momento en los países como México apoyado en Guaidó, quien se ha autonombrado como una medida de derrocar a Nicolás Maduro.
El hecho de que vivan los venezolanos es “espectadora en la crisis”.
Dos días tras los partidarios de Guaidó intentaron cruzar las fronteras de Colombia y Brasil para la ayuda humanitaria en un territorio venezolano –algo que impidió el Gobierno de Maduro–, Pence dijo que ha llegado el momento que los países como México apoyen a Guaidó.
“Después de la terrible brutalidad de este fin de semana, el régimen de Maduro crece cada vez más débil día a día… A los líderes alrededor del mundo también les decimos. Es el momento ”, dijo Pence en un discurso ante el Grupo de Lima en la capital colombiana de Bogotá.
“No puede haber espectadores en la lucha por la libertad de Venezuela. Estados Unidos llama a cada una de las naciones amantes de la libertad en este hemisferio de México, Uruguay y las naciones del Caribe oriental a unirse a nosotros en reconocer al Presidente Interino Juan Guaidó “, dijo Pence.
López Obrador reiteró que México no interviene en el conflicto con Venezuela, en obediencia a la Constitución mexicana.
“Tenemos muy claro que tenemos que buscar una salida pacífica, negociada, en el caso de Venezuela… nos encontramos en el lugar de la Constitución, lo repetimos muchas veces: no hay intervención de autodeterminación de los pueblos”, dijo el mandatario mexicano. en su conferencia de prensa matutina. “Es un tema que polariza … nosotros nos ajustamos a que se respete la voluntad de los pueblos y que se busque los problemas de manera pacífica … queremos violencia en la parte, somos partidarios de la no violencia”.
Agregó que no puedo opinar más, debido a la polarización del conflicto.
“No puedo pinar más porque está muy polarozado, lo mejor es el diálogo… lo mejor es alejar la tentación del uso de la fuerza, que se busca una solución diplomática”, insistió.
López Obrador ha abogado por el diálogo entre las partes a través del Mecanismo de Montevideo.
México no participa en una reunión del Grupo de Lima, celebrada en Bogotá, Colombia, donde se analizan nuevas medidas de presión contra Maduro.
Es la segunda vez en el que ningún representante del país participa en los encuentros de la instancia multilateral creada en 2017, con el fin de buscar una salida al conflicto en Venezuela.
De la misma forma, el pasado 4 de febrero, México no asistió a la reunión en Ottawa, Canadá.
La última vez que el país participó en una reunión fue el 4 de enero pasado, cuando el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, dijo que México mantuvo las relaciones diplomáticas con Venezuela y priorizó el diálogo con las partes involucradas para enfrentar La crisis en ese país.
La Administración de López Obrador suscribió la declaración con otros 13 países, como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía.
Además, acudieron al encuentro el vicepresidente Pence, y el presidente de Colombia, Iván Duque, así como el presidente interino de Venezuela.