Entre las que estaban en edad de tener hijos, el 29 por ciento no tenían ninguna clínica, y otro 11 por ciento solo tenían una.

SALUD

Casi un 40 por ciento de las mujeres en edad reproductiva en Estados Unidos tienen un acceso limitado o no tienen acceso a las clínicas de fertilidad, según un estudio reciente.
Los tratamientos de fertilidad avanzados (como la fecundación in vitro) solo están disponibles en las clínicas de tecnología de reproducción asistida (TRA), indicaron los autores del estudio.
“La esterilidad es por sí misma un problema difícil de afrontar emocional y económicamente para las parejas”, dijo el autor del estudio, el Dr. John Harris, profesor asistente de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.
“En función del lugar geográfico en que estén, muchas parejas que intentan crear una familia podrían tener solo una clínica cerca donde solicitar estos servicios, y muchas mujeres estériles no tienen acceso a estos servicios en un lugar cercano en absoluto, lo que añade una ansiedad adicional a un momento de su vida que ya es estresante”, explicó Harris en un comunicado de prensa de la universidad.
Usando datos del gobierno federal, los investigadores determinaron la ubicación de 510 clínicas de TRA en todo el país. Un poco más de 18 millones de mujeres de 20 a 49 años de edad, aproximadamente un 29 por ciento de ese grupo de edad, viven en áreas urbanas sin ninguna clínica de TRA, encontraron los investigadores.
Otros 6.8 millones de mujeres de ese grupo de edad (casi un 11 por ciento) viven en áreas con solamente una clínica de TRA, lo que significa que no pueden elegir a su proveedor del tratamiento de fertilidad.
Se necesitan más investigaciones para responder a preguntas como, por ejemplo, a qué distancias están dispuestos los pacientes a viajar para someterse a tratamientos de fertilidad; cuánto tiempo y dinero están dispuestos a emplear los pacientes por dichos servicios, y cómo interactúan estos factores con otros factores como la raza, el estatus socioeconómico y la edad, dijeron los investigadores.
El estudio aparece en la edición del 14 de marzo de la revista Fertility & Sterility.

Dejar una respuesta