“Un comienzo realmente espantoso para el año nuevo”, dijo el Coronel Frank Milstead del DPS.
Por Hugo Laveen
Seis personas, incluidos dos adolescentes perdieron la vida en un choque frontal entre dos vehículos que corrían a alta velocidad en la Ruta Federal 89, el sábado pasado.
Un vehículo en dirección norte se estrelló con un vehículo que iba en dirección sur con cuatro tripulantes, un hombre, una mujer y sus dos hijas adolescentes, de una familia colombiana. Los dos ocupantes del vehículo en dirección norte eran de Kayenta, dijo la policía. Todos los ocupantes de ambos vehículos murieron en el accidente.
Según las autoridades el alcohol pudo haber sido una causa, ya que en el vehículo que viajaba en dirección norte se encontraron numerosas botellas de licor.
El accidente ocurrió alrededor de las 5:30 de la tarde entre los hitos 471 y 472, la misma zona donde las fuertes lluvias a principios de octubre causaron daños en la carretera y una mujer francesa fue golpeada y asesinada. El camino estuvo cerrado durante unas seis horas. El accidente está actualmente bajo investigación.
Este fue solo uno de los siete accidentes ocurridos el fin de semana, al cual el director de APS, Coronel Frank Milstead califico como “un comienzo realmente espantoso para el nuevo año”.
“Ya hemos investigado más de 540 colisiones en las carreteras de Arizona (este año)”, dijo Milstead. Sus oficiales también respondieron a un accidente mortal el domingo temprano en el Loop 202 cerca de Arizona Avenue. Una persona murió cuando el auto en el que viajaba se estrelló contra un cartel.
El conductor, de quien las autoridades dijeron que estaba borracho, fue atendido en un hospital y acusado de un cargo de asesinato en segundo grado. Pero la mayoría de los policías de carretera han respondido a unos 113 accidentes más relacionados con el clima, dijo Milstead, incluido el Loop 202 accidente.
“Realmente no puedes subir a la mayoría de estas autopistas ahora y conducir hasta 10 (mph) más del límite de velocidad sin que las personas se irriten, vas demasiado lento”. Agregó que la falta de respeto por los otros conductores era un peligro, ya que se distraía al conducir.
“Siempre les digo a las personas que conducen es un poco como bailar: todo el mundo tiene que moverse de la misma manera, deben llevarse bien en la carretera. … No es una competencia.
“Hoy puede que no llegues primero o tan rápido como quieras, pero si te tomas unos minutos más, probablemente llegarás vivo”.