Por Hugo Laveen

Una mujer de Arizona ha sido formalmente acusada del asesinato a puñaladas de sus tres pequeños hijos, en un incidente ocurrido este mes.
La acusación contra Octavia Rogers por tres cargos de asesinato en primer grado, por la muerte de Jaikare Rahaman de ocxho años de edad, Jeremias Adams de cinco años y Avery Robinson de dos meses, fue dada a conocer el martes.
Rogers había sido encarcelada bajo sospecha de asesinato, desde su arresto.
Todavía no se sabe si ella tiene un abogado defensor.
Los cuerpos de los niños asesinados y semi desmembrados fueron encontrados el 2 de junio, después que un hermano de Rogers llegó a su casa del trabajo, y ella hablaba incoherencias.
La policía dijo que Rogers tenía cortes y puñaladas autoinfligidas en su cuello y su abdomen.
Los investigadores encontraron meas tarde a dos niños muertos dentro de un armario y al bebé dentro de una maleta