El musical se llevó las 7 estatuillas a las que estaba nominado en la edición 74 de los galardones.

ESPECTÁCULOS

Con un plano secuencia musical protagonizado por varios de los actores nominados, que parodiaba la primera escena de la favorita de la noche ‘La La Land’, empezó el domingo la ceremonia de premiación de la edición 74 de los Globos de Oro.
El musical de Damien Chazelle se alzó con los siete premios a los que fue nominado: mejor película de comedia musical, mejor director, guion, banda sonora y mejor canción, por ‘City of Stars’. Sus protagonistas, Ryan Gosling y Emma Stone, fueron escogidos como los mejores actores principales.
Viola Davis fue la ganadora como la mejor actriz de reparto por su papel en ‘Fences’. La intérprete se encargó de entregarle el Premio Cecil B. DeMille a la veteran Meryl Streep, galardón que reconoce la trayectoria de la actriz y su histórico palmarés: ha ganado ocho de 29 Globos de Oro a los que ha aspirado.
“Perdí la voz para hablar esta noche –dijo Streep que padecía una disfonía–. Y el año pasado perdí mi mente (…) La falta de respeto afecta a todos, esto me lleva a la prensa, que por principio debería evitar que los poderosos pisoteen a los demás”, agregó en su discurso.
El primer premio de la velada, al mejor actor de reparto en película de drama, fue para Aaron Taylor-Johnson, por su personaje en ‘Animales nocturnos’.
Casey Affleck fue galardonado como mejor actor principal de un drama por su impactante rol en ‘Manchester junto al mar’; sorprendió la selección en la mejor interpretación femenina de la francesa Isabelle Huppert por ‘Elle’, cinta ganadora en la categoría extranjera que superó a ‘Neruda’, de Pablo Larraín.
‘Zootopia’ fue galardonada como la mejor película animada y ‘Moonlight’ ganó como el mejor filme de drama. La velada que contó con la presentación del cómico Jimmy Fallon, se llevó a cabo en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles.
Por el lado de televisión, ‘The Crown’ se impuso como la mejor serie de drama, superando a grandes éxitos del año como ‘Game of Thrones’, ‘Westworld’, ‘Stranger Things’ y ‘This is Us’. Así mismo, Claire Foy, protagonista de ‘The Crown’, de Netflix, se quedó con el Globo por su actuación.
El veterano intérprete Billy Bob Thornton obtuvo el galardón a mejor actor principal en una serie de drama por su rol en ‘Goliath’. La mejor actriz por una serie de comedia o musical fue Tracee Ellis Ross (‘Blackish’).
En seguida se conoció que ‘Atlanta’ era la mejor serie musical-comedia, según los miembros de la Asociación de Prensa Extranjera (HFPA, su sigla en inglés), que concede los galardones.
El protagonista de ‘Atlanta’, Donald Glover, también fue escogido como el mejor actor en una serie de comedia o musical, superando al mexicano Gael García Bernal (‘Mozart in the Jungle’).
Por el lado de mejor intérprete de miniserie o película para TV, la galardonada fue Sarah Paulson por su desempeño en ‘The People vs. O. J. Simpson: American Crime Story’, que también fue escogida como la mejor serie dramática.
El actor Tom Hiddleston fue escogido como el mejor protagónico, mientras Hugh Laurie, como secundario, por sus desempeños en la serie de drama ‘The Night Manager’. Por el mismo programa, pero por el lado de las actrices de reparto, la ganadora fue Olivia Colman.
La Asociación de Prensa Extranjera le rindió tributo a la recientemente fallecida actriz Carrie Fisher, la inolvidable Princesa Leia de la saga de ‘Star Wars’.
Los Globos de Oro son considerados los segundos galardones más importantes del cine después de los premios Óscar.
La estupenda temperatura en la ciudad animó a las estrellas a lucir, en algunos casos, escotes vertiginosos como los de Sofía Vergara, Blake Lively, Jessica Chastain, Kristen Bell, Jessica Biel, Emily Ratajkowski y Mandy Moore, que se sumaron a la tendencia mostrada en los primeros compases por Felicity Huffman, Christine Evangelista, Kathryn Hahn, Lily Collins y Gina Rodríguez.
La apuesta de Ratajkowski, una de las más llamativas del evento, combinó dorado y plateado en un atrevido vestido con escote delantero y trasero, además de una amplísima abertura para lucir piernas, en tanto que la colombiana Vergara llamó la atención con un recargado vestido de transparencias y pedrería, dejando poco espacio a la imaginación.
Biel, muy acertada con un maquillaje natural y pelo recogido, apostó por un Elie Saab con cinturón y falda en blanco y negro con bordados de flores, mientras que Rodríguez, que lució peinado con ondas al agua, optó por un vestido blanco con flecos de pedrería y gran escote en V.
Además, Collins triunfó con un Zuhair Murad “divertido y fresco”, en sus propias palabras, con bordados, pedrería y un gran moño que acompañó con pendientes de diamantes, dos grandes anillos y labios en granate. Una de las más elegantes fue Natalie Portman con un Prada vintage de 1910, “al más puro estilo Cenicienta”, indicó la actriz, muy favorecida en un vestido color mostaza con aplicaciones de pedrería que dejaba claro su avanzado estado de gestación.
Y otra de las más celebradas fue Drew Barrymore, de blanco con lentejuelas en tonos blancos y grises además de un gran escote en V que acompañó con anillos de diamantes y uñas en granate.
Por el tono rosa claro se decantó una encantadora Emma Stone, fascinante en su Valentino con estrellas doradas, escote profundo en V, tirantes cruzados en la espalda y una impresionante gargantilla de diamantes.