Por Hugo Laveen

La banda de rock británica Queen le pidió a Donald Trump que deje de usar su música en los eventos de su campaña y en sus mítines políticos.
Además, el grupo está explorando opciones legales para impedir el uso de la pista “We Are The Champions”, al que constantemente y sin permiso se ha utilizado en la campaña política del magnate.
El guitarrista principal Brian May confirmó en un comunicado publicado en su página web personal, que está buscando asesoramiento legal a causa de una avalancha de quejas de los aficionados.
“¿Cuál es mi reacción personal a que Trump esté usando nuestra música? ¡Nosotros no le dimos permiso! Donald Trump no tiene derecho a utilizar nuestra música, ni es algo que nos haya pedido, ni es algo que se haya acordado”, escribió el miércoles. “Estamos tomando consejo legal sobre las medidas que podemos tomar para asegurarnos de que no las siga usando. Independientemente de nuestros puntos de vista de la plataforma del señor Trump, siempre he estado en contra de que la música de Queen sea usada como herramienta para campañas políticas”.
Queen es el último de una serie de bandas y artistas que se ha distanciado del candidato republicano, incluyendo a los roqueros Rolling Stones y Aerosmith, además de Neil Young y R.E.M.
En febrero, la cantante británica Adele se opuso a que Trump utilizara sus canciones “Skyfall” y “Rolling in the deep”, las cuales habían estado siendo usadas en eventos públicos del multimillonario.