Por Hugo Laveen

Arcadia, AZ.— Un propietario de Arcadia que dice que colocó una gran pantalla de luces navideñas pero que este año no pudo instalar sus decoraciones, dijo que ha contratado a un abogado para que defienda sus derechos.
Los vecinos se quejaron de la decoración tan llamativa en la casa de Lee Sepanek, por lo que decidió no ponerla este año.
Él había estado decorando su casa por 30 años. Pero, al menos seis personas presentaron una docena de quejas durante los últimos tres años.
“Nuevos vecinos se mudaron por la calle hace aproximadamente un año a la vuelta de la esquina. Por alguna razón, no les gusta el tráfico, lo que lamento es que la decoración crea tráfico”, dijo Sepanek.
El afirma que la Ciudad de Phoenix le dijo que lo resolviera y que no podía vender chocolate caliente a los visitantes sin una licencia de vendedor.
“Pidieron que consiguiera voluntarios para dirigir el tráfico, para coordinar con un banco cercano a fin de que los autobuses que visitan, sobre los cuales no tiene control, esencialmente estén en escena”, dijo Jon Riches, del Goldwater Institute.
Preocupado por el cierre, Sepanek dijo que eligió mantener su hogar oscuro este año. “Sentí que lo que estaban pidiendo era irracional y no fue una negociación”, dijo Sepanek.
Ahora está asesorado por abogados del Goldwater Institute y del Rose Law Group.