Han sido creados 52,000 nuevos empleos en la industria de la construcción en lo que va del 2019
Por Leonardo Reichel
La industria de la construcción está experimentando un repunte durante el presente año, que solo durante el mes de enero significó 52,000 nuevos empleos.
Lo anterior se desprende del análisis de Associated Builders and Contractors (ABC, por sus siglas en inglés), publicado esta semana por la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos. El empleo en la industria ha aumentado en 338,000 empleos netos por año, lo que representa un aumento del 4.7 por ciento. El empleo en la construcción no residencial creció en 28,600 nuevas posiciones netas mensualmente, aunque el subsector de construcción no residencial perdió 800 posiciones netas.
“Estas cifras de hoy son importantes para que los líderes de la industria de la construcción las consideren”, dijo Anirban Basu, economista en jefe de ABC. “Debido al reciente y prolongado cierre del gobierno federal y la volatilidad del mercado que caracterizó el último trimestre del año pasado, la confianza entre los consumidores y muchos operadores de negocios se vio afectada”. Esto está muy lejos de hace un año, cuando muchos actores económicos se mostraron optimistas después del brillante desempeño del mercado financiero en 2017 y la aprobación de la reforma fiscal a fines de ese año.
Sin embargo, el informe de empleos de esta semana contrarresta la preocupación de que la confianza había caído lo suficiente como para poner en peligro un impulso económico más amplio y que el cierre del gobierno federal podría afectar las cifras de empleo de enero de manera significativa y negativa.
No obstante ese repunte, el desempleo en la industria de la construcción aumentó a 6.4 por ciento, 1.3 puntos porcentuales más que en diciembre, pero 0.9 puntos porcentuales menos que en enero de 2018. La tasa de desempleo a nivel nacional subió un décimo de punto porcentual a 4 por ciento.
“Las cifras de empleo de hoy fueron excepcionales”, dijo Basu. “No solo la nación logró agregar más de 300,000 empleos netos nuevos durante el mes inicial de 2019, la participación en la fuerza laboral aumentó aún más, lo que indica que se está persuadiendo a más personas a participar en el mercado laboral más fuerte en una generación. Además, los totales de empleos en la construcción aumentaron, mientras que la construcción no residencial agregó 28,000 en una base ajustada por estacionalidad en enero. Esto se comporta perfectamente con un atraso elevado y la noción de que una economía fuerte continúa creando nuevas oportunidades para los contratistas.
“Los datos de hoy también indican que los contratistas continuarán luchando con su desafío más profundo: la falta de un número suficiente de trabajadores adecuadamente calificados”, dijo Basu. “Esto sugiere fuertemente que las presiones de salarios y costos que enfrenta la industria persistirán hasta 2019 y probablemente más allá. Los números de hoy también ayudan a amortiguar cualquier preocupación emergente con respecto a una recesión en el corto plazo “.

Pie de foto:
Anirban Basu, economista en jefe de la Associated Builders and Contractors.