Además de estar buscando comprador, se reactivó un caso judicial contra la revista cultural.

Entretenimiento

Luego de que se anunciara que la famosa revista cultural ‘Rolling Stone’ estaba a la venta, también se reactivó una demanda por difamación por un artículo que se publicó en el 2014 sobre una supuesta violación grupal en la Universidad de Virginia.
Un panel de tres jueces de la corte federal de apelaciones de Nueva York dictaminó que el juez de primera instancia se equivocó al desestimar todas las reclamaciones de tres exalumnos de la universidad, miembros de la fraternidad Phi Kappa Psi, que demandaron a ‘Rolling Stone’ por el reportaje ‘A Rape on Campus’, del que la revista se tuvo que retractar por contener varias inconsistencias y no haber verificado los hechos.
La corte aseguró que los tres hombres presentaron evidencia adecuada de que las supuestas declaraciones erróneas del artículo podían leerse como implicaciones.
‘Rolling Stone’ ya había recibido una demanda similar por el artículo de parte de un decano de la universidad, que triunfó en la corte y recibió 1,65 millones de dólares como compensación.
A comienzos de la semana, el fundador de la revista cultural, Jann Wenner, aseguró que la publicación está buscando comprador.
En una entrevista con el diario ‘The New York Times’, Wenner, que fundó la revista en 1967 cuando era un estudiante hippie de la universidad de Berkeley, explicó que quería que la publicación fuera retomada por una empresa familiar.
“Hay un cierto nivel de ambición que no podemos alcanzar solos”, explicó Jann Wenner, que dirige la revista con su hijo Gus.
El año pasado, BrandLab Technologies, una start-up de Singapur dedicada a la música y fundada por el hijo del millonario singapurense Kuok Khoon Hong, compró el 49 por ciento de la emblemática revista.
La familia Wenner vendió este año otras dos de sus publicaciones, ‘US Weekly’ y ‘Men’s Journal’, al grupo American Media, especializado en la edición de tabloides.
Si American Media comprase también ‘Rolling Stone’, significaría un cambio drástico en la ideología del medio. El grupo es dirigido por David Pecker, un ferviente partidario de Donald Trump, mientras ‘Rolling Stone’ está posicionada en la izquierda y ha publicado largas entrevistas con expresidentes demócratas como Barack Obama y Bill Clinton. Jann Wenner, de 71 años, explicó que desearía conservar un rol editorial en el futuro pero que la decisión dependía del nuevo propietario de la publicación.