William Barr, el nominado por Trump para fiscal general reiteró que mantendría su independencia en la investigación de la ingerencia rusa en las elecciones estadounidenses.

Internacional

Mientras que la justicia rusa no ha retirado los cargos de inducción a la prostitución contra Nastia Ribka (Anastasia Vashukévich), la mujer que dijo tener pruebas de la injerencia rusa en EEUU; Michael Cohen, exabogado de Trump condenado en diciembre dijo que el presidente lo obligó a mentir al Congreso sobre sus negociaciones con Rusia. Simultáneamente, el nominado a Fiscal General William Barr aseguró que mantendría una pocisión independiente respecto a las investigaciones del caso.
Cohen que fue condenado a tres años de cárcel por una serie de cargos que incluyen asuntos vinculados a la investigación sobre la trama rusa dirigida por el fiscal especial Robert Mueller, como el de mentir al Congreso sobre el proyecto de la Torre Trump en Moscú; dijo a dos funcionarios “implicados en la investigación” que, después de las elecciones de 2016, el ahora presidente le pidió que mintiera y dijese que las negociaciones con Rusia habían acabado meses antes.
De acuerdo con esas fuentes, Trump también apoyó un plan diseñado por Cohen para visitar Rusia durante la campaña presidencial del magnate, con el fin de reunirse con el mandatario ruso, Vladímir Putin, e impulsar las negociaciones sobre el proyecto inmobiliario. “Haz que suceda”, le dijo Trump a Cohen, según las fuentes.
Entretanto, en Moscú, la espía Nastia Ribka ha sido puesta en libertad tras el arresto de 72 horas, ´´pero el caso no ha sido archivado´´, según afirmó su abogado Dmitri Zatsarinski.
Un tribunal moscovita decidió el martes dejar en libertad a Ribka, después de asegurar ésta que no iba a revelar información comprometedora. La joven, de nacionalidad bielorrusa, fue detenida la pasada semana a su llegada al aeropuerto de Moscú deportada por Tailandia, donde estuvo encarcelada por ofrecer “servicios sexuales”.
Por su parte, el hombre nominado por Trump para ser el nuevo fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ha prometido que permitirá al fiscal especial Robert Mueller proseguir sin interferencias políticas con su investigación sobre los supuestos vínculos entre el presidente y el Kremlin durante la campaña de las presidenciales de 2016. Así lo asegura Barr en un adelanto, publicado el lunes, del testimonio que prestará el martes ante el Comité Judicial del Senado, al inicio de su audiencia de confirmación como responsable del Departamento de Justicia, que se prolongará durante dos días.