El Gobierno de EEUU guarda silencio sobre el caso

Internacional

Rusia detuvo a un ciudadano estadounidense bajo sospecha de espionaje, según el Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB).

Paul Whelan fue arrestado el 28 de diciembre en Moscú “mientras realizaba un acto de espionaje”, afirmaron autoridades rusas en un comunicado.

“El departamento de investigación del Servicio de Seguridad Federal de Rusia inició una causa penal contra un ciudadano estadounidense en virtud del artículo 276 del Código Penal de la Federación Rusa. La investigación está en curso”, apunta el reporte, indicaron varios medios, incluidos CNN.

Si Whelan es hallado culpable enfrenta de 10 a 20 años de prisión.

Las autoridades estadounidenses han guardado silencio sobre la detención, pero un funcionario del Departamento de Estado confirmó a la televisora que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia “notificó formalmente” a EEUU la captura.

Los hechos se dan a pocas semanas Maria Butina, una ciudadana rusa de de 29 años, residente en Washington D.C., se declarara culpable de espionaje, bajo las órdenes de un hombre identificado como Alexander Torshin.

“Butina trató de establecer líneas de comunicación no oficiales con los estadounidenses que tienen poder e influencia sobre la política estadounidense”, dijo el fiscal en la corte.

La mujer fue arrestada el 15 de julio de 2018, reportó el Departamento de Justicia (DOJ) en un comunicado.