El cantante anunció una gira de despedida. Realizará los conciertos en diciembre en Puerto Rico.

Entretenimiento

William Omar Landrón Rivera, conocido artísticamente como Don Omar, anunció este jueves el inicio en Puerto Rico de su gira ‘Forever King… The Last Tour’, que “marcará su retiro de los escenarios”.

En un comunicado, SBS Entertainment, compañía especializada en eventos de entretenimiento en Puerto Rico y Estados Unidos, indicó hoy que la gira, “marca el final de la más de 15 años de carrera musical que ha logrado cautivar cada país del mundo entero”.
Don Omar, intérprete de ‘Danza Kuduro’, realizará una serie de conciertos los días 15, 16 y 17 de diciembre en el coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Además, de acuerdo con el comunicado, “siendo esta una época tan especial, un momento significativo en su carrera, y reconociendo los tiempos difíciles que atraviesa la isla, el máximo exponente de la música urbana ha decidido regalarle a su público la oportunidad de poder estar junto a él y disfrutar de su talento a precios nunca antes vistos”.

Por ello habrá entradas que se venderán desde 99 centavos, mientras duren, en un evento especial el sábado 9 de septiembre en la ventanilla de venta de entradas del Coliseo de Puerto Rico.

“Para nuestra empresa Spanish Broadcasting System es un placer haber podido finiquitar una negociación donde el artista Don Omar dejó muy claro la consideración a su pueblo, dada la situación económica que atraviesa Puerto Rico en estos momentos”, explica la nota.

A su vez, recalca que habrá tres funciones consecutivas “y Don Omar está listo para entregarse a su público y celebrar su despedida con su patria”.

“Es un honor ser parte de un momento histórico para el artista Don Omar y Puerto Rico y les agradecemos tanto a él como a los puertorriqueños permitirnos crear y llevar el mejor entretenimiento”, expreso, Lucas Piña, vicepresidente sénior de SBS Entertainment.
Don Omar nació el 10 de febrero de 1978 en Villa Palmeras (San Juan), ex pastor evangélico, es el mayor de los tres hijos de William Landrón y Luz Antonia Rivera.

Se crió en la barriada santurcina Villa Palmeras y con 12 años le surgió la inquietud de seguir los pasos de los exponentes del rap que dominaban la escena boricua: Vico C, Brewley MC y varios intérpretes anglosajones, según la biografía del interprete de la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Siendo un quinceañero se hizo miembro activo de la Iglesia Evangélica Restauración en Cristo, en Bayamón, y durante los cuatro años que formó parte de la congregación de aquel templo, en el que frecuentemente se le encomendaba la tarea de dar los sermones, también formó parte de un grupo que interpretaba música gospel.

“Un desengaño amoroso, que luego evocaría en la composición ‘Aunque te fuiste’, lo apartó de aquel sendero evangelizador y buscó la oportunidad de adentrarse definitivamente en el panorama rapero, del cual surgió la hoy imperante onda del reguetón”, según la Fundación Nacional para la Cultura Popular.

Su primera experiencia significativa fue una participación en el trabajo colectivo “Operación Sandunga” (1999) interpretando el tema ‘Déjame cazarlos’.

A partir del 2000, su nombre aparecería en las producciones de los principales disc-jockey nacionales, entre ellos Francisco Tomás Muriel “Buda”, Leny Tunes, Noriega y Eric Montero “DJ Eric”.

También, en los trabajos del dueto más exitoso de ese momento, Héctor & Tito. El primero de ellos, Héctor Delgado “El Bambino”, se convertiría en su padrino artístico.

A mediados del 2003, él le produciría el álbum que no solo marcó su debut como solista, sino que le catapultó al estrellato: “The Last Don”.