Por Hugo Laveen
Avondale, AZ. Hace diecisiete años, en una tarde de mayo, un bebé desapareció durante un intercambio en Avondale, cerca de El Mirage y Buckeye Roads en el suroeste del valle.
“Su madre estaba en la reunión de intercambio y entró a usar un sanitario, con un hermano de 2 años, del bebé. Ella dejó al bebé afuera durante aproximadamente un minuto o un minuto y medio, y cuando ella salió, el bebé ya no estaba “, dice el oficial Ray Emmett del departamento de policía de Avondale.
Esta semana, Jacqueline celebraría su 17 ° cumpleaños. Hoy, su paradero sigue siendo un misterio. En 2001, cientos de llamadas y posibles pistas llegaron, pero ahora, es una historia completamente diferente.
“la última pista que recibimos fue hace aproximadamente un año, en enero de 2017. Por ahora, este es un caso frío. No estamos trabajando activamente en el caso a menos que recibamos nuevos datos”, agrega el oficial Emmett.
El departamento de policía tiene cajas y cajas del caso del bebé Vásquez. En 2001, la mayoría de los informes se tomaron a mano ya que el sistema computarizado que se utiliza hoy no existía en aquel entonces.
“Nuestro sistema CATS que utilizamos hoy en día, no lo teníamos en aquel entonces. Todo en el caso está aquí, en cajas”, agrega Emmett.
El Departamento de Policía de Avondale tiene fotos de progresión de edad de Jacqueline a las edades de 6, 10 y 15 años. La esperanza es que alguien vea la foto de progresión de la edad, la reconozca y ayude a reunir al bebé Jaqueline con su familia.
“Incluso el tip más pequeño, nunca se sabe lo que podría ayudar a llevarla a casa”, dijo Emmett.