Por Hugo Laveen

Phoenix, AZ.- El conductor de autobús Nate Roberts, quien presenció el atropellamiento de una mujer mayor en la Terminal 4 el miércoles por la noche, dijo que fue algo absolutamente desgarrador, cuando un conductor de Uber se estrelló contra uno de sus pasajeros, luego retrocedió y la atropelló nuevamente.
“Solo pienso en mi abuela”, dijo Roberts. “Si eso fuera a pasar, simplemente sería horrible”.
Roberts dijo que él acababa de traer a la víctima de 71 años y a su esposo al lado sur de la Terminal 4, y que los estaba ayudando con su equipaje, cuando la mujer comenzó a caminar hacia el bordillo.
Fue entonces cuando vio a un coche de Uber acercarse y atropellar a la mujer.
“Cuando la golpearon por primera vez, estaba levantada sobre la capucha y yo solo dije ‘Oh, Dios mío’ y todos se giraron para mirar”.
La policía de Phoenix informó que el conductor de Uber había salido accidentalmente de su vehículo sin estacionarlo, y eso fue lo que causó el accidente inicial.
Pero Roberts no está convencido, considerando la fuerza del impacto y el hecho de que la mujer parecía haber sido llevada mucho antes de que el vehículo se detuviera.
“Si estás estacionado y dejas los pies fuera del freno, el auto va a ir lento”, dijo Roberts. “Estaba yendo demasiado rápido. El conductor dijo que oprimió el acelerador en lugar del freno, y tal vez eso sucedió, y él saltó y simplemente la derribó, pero cuando ella fue inicialmente golpeada, eso fue demasiado rápido”.
Roberts tampoco puede entender por qué el conductor de Uber retrocedió después de la primera colisión, golpeó otro auto y luego avanzó y golpeó a la mujer nuevamente.
El marido de la víctima hizo todo lo posible por mantener a su esposa en calma hasta que llegaron los paramédicos, según Roberts.
“Él realmente se acostó en el suelo con ella”, dijo Roberts.
El nombre de la victima no ha sido revelado.
La policía de Phoenix está revisando el caso para determinar si el conductor de Uber enfrentará cargos criminales.