30 muertos en 24 horas en Sinaloa y otros estados. Carteles del narcotráfico buscan crecer.

Internacional

Mazatlán, Sinaloa.- En medio de una cruenta disputa entre narcotraficantes tras la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán, el estado mexicano de Sinaloa vivió este fin de semana su jornada más violenta en años con 30 muertos, incluidos 17 presuntos criminales, en Una balacera con policías y militares.
Sinaloa, en la costa norte del Pacífico mexicano y cuna de varios líderes del narcotráfico mexicano, había vivido en calma, pero en el último año había repuntado las balaceras y asesinatos.
Analistas atribuyen esta escalada sangrienta a una disputa entre los grupos del cartel de Sinaloa para conseguir el liderazgo tras la recaptura, en 2016, del ‘Chapo’ Guzmán y su deportación a Estados Unidos.
El sistema también ha repuntado en otras regiones de México, y mayo es, de hecho, el mes más letal desde que se inició en 1997 un registro de crímenes, con 2.186 homicidios, aunque no se detallan cuántos son ligados al narcotráfico.
La violencia se desató la noche del viernes cuando se registró un espectacular tiroteo en el puerto de Mazatlán después de que un reporte al número de emergencias que un comando armado había matado a dos hombres.
Al darse a la fuga, los presuntos delincuentes, que viajaban en cuatro camionetas, fueron interceptados por policías estatales y militares, a los que se enfrentaron. “Resultaron 17 personas muertas”, todas las del comando armado, dicho el sábado en rueda de prensa el secretario de Seguridad de Sinaloa, Genaro Robles.
El comando armado había asesinado momentos antes del enfrentamiento a dos hombres de 24 y 54 años, con lo que este incidente dejó 19 muertos.
En las fuerzas del orden, la balaustrada de cinco policías heridos, todos los reportados estables. A lo largo del sábado, las autoridades informaron de otras menos 11 muertes violentas en distintos puntos del estado.
Entre las víctimas se encuentra un hombre que ha sido ultimado un balazo por los individuos que irrumpieron en el quirófano de una clínica de Culiacán, mientras que en Navolato se localizó los cuerpos sin vida de tres jóvenes.
La lucha también en el estado vecino de Chihuahua, clave en la ruta de las drogas, ya que compara una amplia frontera con EE. UU., Mientras que en Guerrero, en la costa sobre el Pacífico y donde se localiza el balneario de Acapulco, los asesinatos cotidianos no dan tregua.
Reportes policiales señalan que el sábado fueron asesinados seis hombres en diferentes hechos en tres comunidades de Guerrero, mientras que en diversas localidades de Chihuahua, principalmente en la frontera de Ciudad Juárez, se han reportado desde el jueves varios incidentes que dejan una veintena de muertos.

Lucha por el territorio
En los últimos días se han encontrado en Mazatlán con mensajes de grupos rivales que se anuncian de la presencia de una nueva célula delictiva.
En la disputa interna del cartel de Sinaloa estarían involucrados los hijos de Guzmán y el grupo de quien fuera el principal colaborador del ‘Chapo’, Dámaso López, el ‘Licenciado’, capturado hace poco.
Pero analistas también señalan la presencia de grupos rivales, como el cartel de Beltrán Leyva, antiguos aliados de Guzmán, pero debilitado tras la captura de sus líderes.
Aunque menos visible, en el pleito también está involucrado el hermano de Guzmán, Aureliano, apodado el ‘Guano’, y quien se presume controlan la zona de Badiraguato, pueblo natal del ‘Chapo’.
Entre las víctimas de la violencia en Sinaloa está el reconocido periodista y colaborador de la agencia noticiosa AFP Javier Valdez, asesinado a balazos el 15 de mayo en Culiacán. A comienzos de año, Valdez entrevistó a López para un medio local, lo que fue molestado a los hijos de Guzmán.
El domingo pasado, Rafael Chávez, el hermano del excampeón de boxeo Julio César Chávez y quien atendía dos propiedades para adictos al alcohol y las drogas, fue asesinado a balazos cuando se encontró en su casa en Culiacán.