La construcción de un muro en la frontera sur de EE. UU. fue pilar del discurso electoral de Trump.

Internacional

El presidente estadounidense, Donald Trump, presionó a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, para que dejara de decir públicamente que México no pagará por el muro fronterizo que prometió en su campaña hacia la Casa Blanca, según documentos publicados este jueves por ‘The Washington Post’.

“Usted no puede decir más que Estados Unidos va a pagar por el muro”, dijo

Trump a Peña Nieto, de acuerdo con la transcripción de una conversación mantenida entre ambos el 27 de enero, una semana después de la asunción del presidente estadounidense.

“No puede decir eso a la prensa”, apuntó Trump, enfatizando: “Tengo que hacer que México pague por el muro, tengo que hacerlo. He estado dos años hablando de eso”.

La construcción de un muro en la frontera sur de Estados Unidos fue un pilar del discurso electoral de Trump para luchar contra el crimen organizado, el tráfico de drogas y el ingreso de inmigrantes.

Según el republicano, México debe financiarlo sencillamente porque hizo ‘una fortuna por la estupidez’ de representantes comerciales estadounidenses.

“Ambos debemos decir ‘Vamos a resolverlo’. Encontraremos la fórmula de alguna manera. En lugar de que usted diga ‘No pagaremos’, y yo diga ‘No pagaremos'”. “(Pero) si usted va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme más con ustedes porque no puedo vivir con eso”, dijo Trump.

Peña Nieto replicó diciendo que el tema está “relacionado con la dignidad de México y el orgullo nacional” de su país. “Mi posición ha sido y seguirá siendo muy firme diciendo que México no puede pagar por ese muro”, dijo el presidente mexicano, aunque acordó “dejar de hablar sobre el muro” y “buscar una manera creativa de resolver este problema”.

La propuesta de Trump de levantar un muro fronterizo hasta ahora no ha encontrado mucho eco en el Congreso a raíz del monumental costo que supone, según las estimaciones del Departamento de Seguridad Interior.

La relación entre México y Estados Unidos, su mayor socio comercial y destino del 80 % de sus exportaciones, se complicó desde que Trump estaba en campaña, cuando además de prometer la construcción de un muro fronterizo, pagado por México, dijo que renegociaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o incluso que lo abandonaría.